Tienda Online

Cómo reducir el estrés en la vuelta al trabajo tras las vacaciones.

Cómo reducir el estrés en la vuelta al trabajo tras las vacaciones.

Imagen Destacada blog

En un época en la que la coyuntura económica nos dice que debemos ser afortunados de volver al trabajo, hay miles de personas que sufren la conocida depresión postvacacional, que les está llevando a acudir al médico y que en realidad no es más que una readaptación a la vida que con algunos sencillos trucos se puede solucionar.

Se dice que un 35% de los trabajadores españoles han sufrido sus síntomas en su vuelta al trabajo en algún momento: apatía, cansancio, dificultad para dormir, ansiedad, irritabilidad, etc., y que suelen durar entre 10 y 15 días.

Lo bueno es que igual que los síntomas aparecieron se irán al acostumbrarnos de nuevo a nuestra rutina, pero como la sensación mientras se padece es dura y, en ocasiones angustiosa, ya que produce un disgusto acumulativo por el trabajo desempeñado, vamos a daros unos trucos y consejos para aterrizar de la mejor manera posible en vuestros puestos de trabajo al regresar de las vacaciones (y que es extensible a periodos de inactividad como una baja, la maternidad, etc.)

   .

Imagen Interior Post

   .

  1. Regresa un poco antes.

   .

Regresar un poco antes de las vacaciones y adaptarse a los horarios, las rutinas, el ocio, las obligaciones… Levantarse de la playa y sentarse en la silla de la oficina, sin digerirlo, no es lo más aconsejable. Vuelve un poco antes, reingresa en la rutina poco a poco, adáptate a la "nueva" situación.

   .

  1. Mantener actividades de ocio.

   .

Mantén alguna actividad parecida a la de las vacaciones para que sea una "transición dulce". Pasar de 24 horas de ocio a jornadas interminables de trabajo nos produce un choque fuerte. Es aconsejable mantener alguna de las actividades que nos mantenían ocupados y felices durante las vacaciones como estar con los amigos, salir a dar una vuelta o quedar a tomar algo.

   .

  1. Disfruta del fin de semana.

   .

Aprovecha los fines de semana como días de vacaciones. Los fines de semana son vacaciones comprimidas. Es una forma de verlo que te ayudará a tener metas cercanas que te devuelven a los momentos de relax y felicidad de las vacaciones. Porque recuerda que a lo largo del año tienes más días de fiesta en fin de semana que de vacaciones.

   .

  1. Haz deporte.

  .

Hacer deporte o dar paseos. La actividad física ayuda mucho a controlar el estrés. Pero si vienes de unas vacaciones copiosas lo mejor es reiniciar la actividad deportiva poco a poco.

   .

  1. No intentes resolver todo en un día.

   .

Llegas al trabajo con el cerebro en proceso de arranque y tienes un montón de cosas por atender, responder, solucionar. Establece prioridades y avanza paulatinamente. No vas a poder resolver todo en un día, así que tómatelo con calma y avanza paso a paso.

   .

Imagen Interior Post2

   .

  1. De lo simple a lo complejo.

   

Comienza por las tareas más simples, ve calentando el motor y pasa después a las más complejas. Un proceso gradual no solo en exigencia si no también en dificultad para que tu cerebro se adapte a los cambios y a las nuevas circunstancias y vaya cogiendo la fuerza que le has insuflado en las vacaciones.

   .

  1. Busca pausas y respira.

   .

La respiración es fundamental para el control del estrés, así que busca pausas en tu actividad para reactivar la respiración y eliminar el estrés.

Como ves, es más sentido común que ciencia. Es una forma lógica de abandonar poco a poco las vacaciones para reingresar en tu vida normal sin grandes sobresaltos. Y recuerda, la depresión postvacacional es algo normal, así que tómatelo con calma, respira, relájate y disfruta de la vida y de tu trabajo.